w w

 

El juzgado anula la participación, selección y nombramiento del director del IES Monte Neme. También acepta la recusación del presidente de la comisión de selección Emilio Pérez Sánchez.

S E N T E N C I A - 1 0 F

[Ver: Feb09. El juzgado...]

O el delegado provincial de Educación de La Coruña está en connivencia con el director del IES Monte Neme, o el director del IES Monte Neme también tiene una bola de cristal

El arte adivinatoria de María Jesús Gómez Hermida no deja en muy buen lugar al delegado provincial de Educación, José Manuel Mouriz Cabalo, ni al inspector Emilio Pérez Sánchez, esforzados paladines ambos en defensa de la calidad de la enseñanza.

edu-xusta.es.- Octubre de 2008.

 

La historia comienza cuando un candidato a la dirección del IES Monte Neme, Javier Macho, presenta un escrito de recusación allá por el 14 de mayo de 2008, ante el delegado provincial de Educación contra el presidente de la comisión de selección de director, Emilio Pérez Sánchez. Esa misma tarde, en una reunión del claustro de profesores, Javier Macho informa de que ha presentado un escrito recusando al presidente de la comisión de selección de director y de que, en consecuencia, una reunión de dicha comisión de selección que estaba prevista para el día 15 de mayo de 2008 no iba a poder celebrarse, al menos hasta que se resolviese la recusación presentada.

 

En ese punto María Jesús Gómez Hermida, el otro candidato y en ese momento director del IES Monte Neme, interrumpió a Javier Macho, que intervenía ante el claustro, para decir que iba a hacer una aclaración, y era la aclaración que

 

ESTABA A PUNTO, ESA MISMA TARDE DEL 14 DE MAYO, DE ENTRAR UN FAX DIRIGIDO A JAVIER MACHO, FIRMADO POR EL DELEGADO, COMUNICÁNDOLE QUE NO SE ACEPTABA SU RECUSACIÓN, Y QUE EL PROCEDIMIENTO IBA A SEGUIR.

 

Al día siguiente, el día 15 de mayo de 2008, entra un fax a las 10:15 horas con la firma y rúbrica del delegado provincial de Educación, expresándose en estos términos:

 

En cumprimento do disposto no repetido artigo 29 da Lei 30/1992 que dispón que "no día seguinte, o recusado manifestaralle ao seu inmediato superior se se da ou non nel a causa alegada", o Inspector don Emilio Pérez Sánchez presenta escrito no día de hoxe, no que expón, entre outras cuestións, […].

 

El recusado lo que hace es negar la causa de la recusación, según expone el delegado provincial en su escrito:

 

De acordo co disposto no parágrafo 4 do mencionado artigo 29 da Lei 30/1992, en tanto o recusado nega a causa, cómpre resolver sobre o incidente formulado.

 

Y finalmente el delegado provincial resuelve, en estos literales términos:

 

Polo que resólvese non aceptar a recusación formulada por don Javier Macho Eiras contra don Emilio Pérez Sánchez, como membro da Comisión de Selección do director do IES citado.

 

Estos breves parrafitos podrían servir para caracterizar perfectamente al Ilustrísimo Sr. Cabalo: el propio Sr. Cabalo ha firmado y rubricado que el día 15 de mayo de 2008 el inspector Emilio Pérez Sánchez le presenta un escrito negando la causa de la recusación, y dice que entonces tiene que resolver, y lo que resuelve es no aceptar la recusación.

 

María Jesús Gómez Hermida declaró públicamente el 14 de mayo que se iba a recibir un fax firmado por el delegado notificando la desestimación de la recusación, mientras el delegado firma y rubrica el día 15 de mayo —se supone que antes de las 10:15 horas, momento de entrada del fax— que ese mismo día 15 de mayo el inspector recusado le ha presentado un escrito negando la causa de la recusación, y que por ello es necesario resolver, y entonces resuelve ese mismo 15 de mayo —también hay que suponer antes de las 10:15 horas— que no acepta la recusación presentada por Javier Macho.

 

¿Cómo sabía María Jesús Gómez Hermida el día 14 de mayo que iba a entrar un fax rechazando la recusación, si el propio delegado firma y afirma que es el día 15 de mayo cuando el inspector y presidente de la comisión de selección de director presenta el escrito negando la causa de la recusación? Una respuesta razonable sería: María Jesús Gómez Hermida lo sabía porque se lo dijo el inspector y presidente de la comisión de selección.

 

Tiene, no obstante, el inconveniente esta respuesta de evidenciar un comportamiento del inspector y presidente de la comisión de selección altamente reprochable, de evidenciar un caso claro de connivencia entre el inspector y presidente y uno de los candidatos, y eso no es posible porque Don Emilio Pérez Sánchez es un hombre honrado.

¿Cómo sabía María Jesús Gómez Hermida el día 14 de mayo que iba a entrar un fax rechazando la recusación, si el propio delegado firma y afirma que es el día 15 de mayo cuando él mismo, José Manuel Mouriz Cabalo, se ve ante la necesidad de resolver y entonces resuelve, ese 15 de mayo, una vez oído el inspector y presidente, no aceptar la recusación presentada por Javier Macho? Una respuesta razonable sería: María Jesús Gómez Hermida lo sabía porque se lo dijo el delegado.

 

Tiene, no obstante, también el inconveniente esta respuesta de evidenciar un comportamiento del delegado altamente reprochable, de evidenciar un caso claro de connivencia entre el delegado y uno de los candidatos, y eso no es posible porque el Ilustrísimo Sr. Cabalo es un hombre honrado.

Otra respuesta razonable sería: María Jesús Gómez Hermida lo sabía porque el inspector y presidente de la comisión de selección le dijo que él iba a negar la causa de la recusación y porque el delegado provincial le dijo que él, una vez que el inspector hubiese negado la causa de recusación, iba a argumentar hasta obtener la conclusión de no aceptar la recusación.

 

Tiene igualmente el inconveniente esta respuesta de evidenciar un comportamiento del inspector y del delegado altamente reprochable, de evidenciar un caso claro de connivencia a tres bandas, entre el inspector, el delegado y uno de los candidatos, y eso no es posible porque tanto don Emilio Pérez Sánchez como el Ilustrísimo Sr. Cabalo son unos hombres honrados.

 

No se nos ocurren otras respuestas razonables que no pongan en evidencia una actuación repugnante, que permitan explicar el hecho de que María Jesús Gómez Hermida poseyese el día 14 de mayo por la tarde una información de algo que según ha firmado y afirmado el delegado provincial de Educación ocurrió el día 15 de mayo antes de las 10:15 horas.

 

Pero, como ya se ha dicho, eso no debe de ser así, a tenor de la trayectoria inmaculada tanto de Don Emilio cuanto del Ilustrísimo Sr. Cabalo —hombres honrados donde los haya— en el ejercicio de sus respectivos cargos: lo razonable, entonces, es concluir que María Jesús Gómez Hermida posee dotes de adivinación que la emparentan con Casandras, Circes y Medeas, y utilizando su bola de cristal el día 14 de mayo de 2008 vio cómo al día siguiente, el 15 de mayo de 2008, Don Emilio presentaba el escrito al Ilustrísimo Sr. Cabalo, y posteriormente vio como el Ilustrísimo Sr. Cabalo iba escribiendo, firmando y rubricando el escrito de resolución de la recusación, y esta última era una visión muy clara, porque la Sra. Hermida podía leer incluso el contenido del escrito, podía distinguir las palabras con las que el delegado resolvía no aceptar la recusación presentada por Javier Macho.

 

De lo que hay que tener cuidado en el futuro, luego, es de dos cosas: una es no prodigarse en la utilización de la bola de cristal porque, habida cuenta de que los siete miembros de la comisión de selección de director del IES Monte Neme también tienen una bola de cristal y poderes para ver a través de ella, si se activan todas las bolas a la vez se pueden producir alteraciones en la fuerza y ser ellas percibidas por el Vaticano, que a buen seguro enviaría inmediatamente una comisión de exorcistas que intentarían poner fin a este presumible reclamo turístico perpetuo y probable venero inagotable de ingresos; otra es señalizar adecuadamente el espacio aéreo de Carballo, pues no es de descartar que a no mucho tardar el cielo de la capital de Bergantiños se vea surcado de escobas con pitonisas Lolas y brujas Manolitas pululando de acá para allá, a poco que la epidemia esotérica siga su curso.

 

¡Ah! Y de vez en cuando conviene limpiar la bola, porque cuando está sucia uno no ve con claridad los acontecimientos futuros, lo que puede provocar pequeños desajustes en los vaticinios: ello no debe, con todo, restar mérito a la clarividencia del director del IES Monte Neme, María Jesús Gómez Hermida, que acertó de pleno, siendo un simple candidato a la dirección del centro, al predecir que en un futuro próximo el presidente de la comisión de selección de director iba a responder negando una recusación que se efectuaba contra él, al predecir que el delegado provincial de Educación iba a estudiar la respuesta del recusado y posteriormente iba a resolver en el sentido de desestimar la recusación.

 

Por tanto, que un pequeño desajuste en la hora vaticinada para tan feliz acontecimiento como fue la desestimación de la recusación, que un pequeño desajuste no empañe el reconocimiento y alabanza que merece la maestría exhibida por la Sra. Hermida en el ejercicio de su arte.